Mountain bike en Mendoza

Entre viñas y bodegas

Gustavo-Lachica
por Gustavo Lachica
Editor Turístico

De la ibérica Málaga a la Mendoza argentina

Pedalear una mountain bike en Mendoza, entre las viñas y bodegas de Maipú o Luján de Cuyo, en lo personal tiene para mí un entrañable y nostálgico componente genealógico.

Derivado de mi ascendencia española por rama paterna, el derrotero familiar que me precede posee ese clásico componente migratorio, tal como el que vivieron tantas familias a lo largo de la primera mitad del siglo XX, y que configuran buena parte de la historia de Sudamérica.

¿Y cómo fue ese asunto? Y bueno, fue la filoxera; una plaga que en 1882 azoló las zonas vitivinícolas de España, lo que obligó a mi bisabuelo a emigrar a la Argentina junto a sus hermanos.

Desde Algarrobo, un pequeño pueblo del Mediterráneo, a 40 kms al este de Málaga, a fines del siglo XIX se embarcó junto a sus hermanos, para finalmente establecerse en la bendita y fecunda tierra mendocina.

De modo así que un pequeño artrópodo de la ignota familia de los phylloxeridae -para decirlo sencillo, un diminuto pero muy eficaz insecto- fue el responsable de desatar la larga sucesión de eventos que me trajeron hasta aquí, para culminar escribiendo este artículo sobre Mountain Bike por alguna de las tantas Rutas del Vino, en Mendoza.

mountain-bike-mendoza

Definitivamente, somos seres efímeros y fortuitos.

Sin embargo, el breve episodio familiar que relato solo procura reflejar un período migratorio que, en Mendoza y bajo un majestuoso marco cordillerano, pintó un paisaje fuertemente vinculado a la tierra, al riego por acequia y a la vid.

 

Por qué pedalear en Mendoza

Con esos elementos a mano, hoy nos resulta sumamente sencillo asociar un dispositivo tan simple como una bicicleta, con el deseo de meternos entre las viñas, golpear la puerta de alguna bodega y curiosear amigablemente sus vinos.

Un bello y recomendable maridaje!

Pero solo o simplemente beber algunos vinos en cualquier bodega y continuar pedaleando hacia la siguiente, no es el mejor plan que se deba encarar.

Como la mayoría de la gente sabe, el vino es el resultado de dos trabajos en progresión sucesiva, que tienen lugar primero en la viña y hasta la cosecha, y luego en la bodega.

mountain-bike-bodegas-mendoza

Por lo tanto, el vino que bebemos resume montones de cosas que suceden durante todo el proceso que transcurre entre su cultivo y elaboración. Entonces, no deja de ser interesante conocer cuál es la procedencia de lo que nos introducimos a la boca, mientras rodamos a lo largo de un itinerario bien hilvanado, amable y placentero.

Por ejemplo…

¿Qué características le brinda al vino un factor como la altura? ¿Por qué un vino es joven y frutado, otro es más aromático y alcohólico, y otro es complejo y estructurado? ¿Qué es y qué le aporta el “terroir”? ¿Cómo se determina el momento de la cosecha? ¿Qué es lo que permite que un vino sea de guarda?

Incluso, averiguar de primera mano a qué se debió la impresionante evolución que experimentaron los vinos argentinos a lo largo de los últimos 20 años.

Imaginate a vos entonces, respondiéndote buena parte de estas preguntas, mientras vas rodando animadamente con tus amigos, mezclado entre las fincas y viñas de una Mendoza hermosa.

 

Dónde pedalear tu Mountain Bike en Mendoza

 

Descubriendo el terroir

Pedalear por las zonas de Agrelo, Pedriel, Vistalba y Chacras de Coria, todos distritos del Departamento de Luján de Cuyo, no solo es fácil y ligero sino que es tremendamente estimulante, en cualquier época del año. El aire cordillerano, la sombra de las alamedas, el agua corriendo por las acequias…

Imaginemos entonces que andamos por Agrelo, y que así, pedaleando, entramos en la bodega Catena Zapata donde nos recibe Laura Catena -cuarta generación de viñateros; bióloga formada en Harvard y médica formada en Stanford-.

mountain-bike-catena-zapata-mendoza

En lenguaje sumamente accesible, ella nos cuenta que el cambio profundo que implementaron en el rumbo de la bodega se manifestó a partir de la implantación de viñedos de altura en la Finca Adriana a 1.500 m.s.n.m., en el Valle de Uco.

Pero eso no fue casual sino que derivó como resultado de investigaciones donde se comprobó que el frío y la alta luminosidad fueron factores esenciales en la aparición de los diferentes aromas y sabores que comenzó a brindar esa finca.

Pero Laura también señala como un factor sumamente importante, la incorporación del concepto de “terroir”, donde se pondera el microambiente suelo-clima a nivel de parcela y de hilera, como variable determinante para que el desarrollo de la planta entregue su mayor potencial.

También menciona que la incorporación de barriles de roble francés para la crianza en bodega, fue innovador.

Entonces, la clave del éxito que marcó tendencia y luego siguieron muchos colegas, fue tomar la medida de implantar viñedos por encima de los 1.500 metros de altura, considerando al mismo tiempo la composición física, química y microbiológica de sus suelos. O sea, todas acciones tomadas sobre el viñedo, para que sus efectos luego lograran brindar nuevos elementos aprovechados en la elaboración en bodega.

Según los más prestigiados críticos internacionales los vinos de Catena Zapata provenientes de Finca Adriana están dentro de los más prestigiosos del mundo.

 

Ciencia y arte a pedal

Continuamos pedaleando por Agrelo y avanzando entre viñedos, en un recorrido de no más de 7 kilómetros hasta ingresar a Susana Balbo Wines.

mountain-bike-susana-balbo-mendoza

Sigamos imaginando que ahora es la propia Susana -emprendedora vitivinícola y Diputada Nacional por Mendoza- quien nos sale al encuentro, para explicarnos que “hacer un gran vino es tanto ciencia como arte. El conocimiento nos brinda las herramientas para luego imaginar, innovar y aplicarse al proceso creativo”.

Susana relata que el éxito de su actual emprendimiento es fruto del aprendizaje sobre anteriores fracasos. Lo cual la decidió a que primero debía aplicarse a encontrar el mercado, antes que establecer la propia bodega donde desarrollar sus vinos. Eso la enfocó a orientarse exclusivamente a la elaboración de vinos de alta gama dirigidos al mercado externo.

“Hacer un gran vino es tanto ciencia como arte. El conocimiento nos brinda las herramientas para luego imaginar, innovar y aplicarse al proceso creativo”

 

El llamado del estómago

Si a esa hora el apetito nos toma desprevenidos y con poca paciencia, la bodega cuenta con dos propuestas bien diferentes: el restaurante Osadía de Crear es un espacio cálido y elegante que propone una cocina de productos de estación e inspirada en el paisaje que rodea la bodega y la naturaleza que la acompaña.

Espacio Crios es la otra alternativa, casual y divertida, donde se preparan platos de una cocina sencilla pero de muy buena elaboración, inspirados en la línea de los vinos Crios.

Pero a tiro de breve pedal hay otras tentadoras opciones para valorar, como la degustación de platos con armonización de vinos, en bodega Ruca Malén. Un clásico, a menos de 5 kilómetros de distancia.

mountain-bike-belasco-de-baquedano-mendoza

O más cerca, a 2,5 kilómetros, se encuentra la bodega Belasco de Baquedano, cuyo restaurante Navarra ofrece un menú de 6 pasos diseñado para maridar con casi todos los vinos de la bodega.

Como curiosidad, esta bodega brinda acceso a una Sala de Aromas sumamente didáctica, donde se exponen 46 fragancias identificadas y ordenadas, con información que orienta sobre las distintas clases de aromas que existen en el vino: primarios, secundarios y terciarios.

 

Buscando la «quimera» del Malbec

Luego de una apacible siesta sobre el pasto bajo la sombra de algún sauce llorón, y arrullados por el agua que corre por la acequia, si queremos profundizar sobre el Malbec, a no más de 6 o 7 kilómetros en bicicleta, y al lado del río Mendoza, no puede dejar de visitarse la bodega Achával Ferrer.

Aquí en la finca Alta Vista, nos recibe Santiago Achával, socio fundador de la bodega, quien nos explica que una característica de la uva Malbec es su gran plasticidad para adaptarse a distintos terruños. Por lo tanto es válido imaginar entonces que habrá distintas expresiones de esa cepa, en relación con las características del lugar donde se implantó el viñedo.

Con ese propósito, la bodega Achával Ferrer desarrolla tres fincas, Mirador, Alta Vista y Altamira, todas ubicadas en distintos lugares, con alturas y suelos diferentes. De ese modo es que en la actualidad desarrollan cinco líneas de vino, una de las cuales ofrece el Malbec Mendoza con una composición monovarietal, que concluye configurando entonces un interesante “blend de tierras”, a partir del aporte de las tres fincas mencionadas.

Otras tres líneas, siempre desde la cepa cien por ciento Malbec, destacan la expresión de su terroir de origen, como lo son Mirador, ubicada en Medrano, a 700 m.s.n.m.; Alta Vista, ubicada en Pedriel, a 980 m.s.n.m.; y Altamira, ubicada en La Consulta, a 1.050 m.s.n.m.

Por último, la línea Quimera es un producto de diseño anual cuyos autores llaman “warm-blend”. Se desarrolla a partir de un blend de cinco varietales, Malbec, Cabernet Franc, Merlot, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot, pero la proporción del corte se decide en el momento de la cosecha, configurando, por lo tanto, una búsqueda permanente del vino ideal, un anhelo… una quimera.

Finalmente, el día quedó completo. No pedaleamos tanto como bebimos, pero seguro de vino sabemos más. Lo valioso es que en Mendoza hay muchos terruños por recorrer e investigar pedal a pedal.

 

¿Querés vivir la experiencia?

 

Desde Mendoza Capital, las alternativas para rodar con tu bicicleta tanto en la zona de Luján de Cuyo, Uspallata o Pedriel, como en el Valle de Uco, son inmensas.

Al suscribirte a mi blog recibirás una propuesta de itinerario día por día, con opciones y sugerencias que podrás decidir utilizar o no. La idea es brindarte información para que evalúes las alternativas y decidas con criterio y autosuficiencia.

Así, podrás pedalear a tu ritmo recorriendo la geografía del vino mientras conversás con los wine makers, alternando con culinarias pausas sobre gustos y sabores cuyanos.

En ese sentido, también voy a enviarte información sobre algunos verdaderos Templos del Vino, para que incluyas en tu itinerario.

Pero si preferís acceder a una propuesta armada y organizada desde el primero hasta el último día,

…aquí tengo la opción ideal para vos.

Podés elegir la opción que te da acceso al programa MOUNTAIN BIKE EN MENDOZA, donde vas a encontrar todo solucionado.

Suscribite

Recibí 10% de descuento en el programa

 MOUNTAIN BIKE EN MENDOZA

gustavo-lachica-pedaleando

Si te gustó o, sobretodo, te resultó útil lo que acabás de leer, te invito a que lo compartas a través de alguna de las redes sociales que verás a continuación.

Y si tenés algún comentario para aportar, será muy bienvenido y recibido a pié de página.

¡Buen pedal!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.